29 de novembre 2011

El dibuix

Quan la psicòloga posà el dibuix de l'I sobre la taula vaig tenir la sensació que la realitat perdia densitat, que es feia més ingràvida. Fins i tot el propi cos semblava que es desfibrés, que perdés consistència, que es relativitzés fins el paroxisme. Quina meravella! Que fàcil deu ser viure sempre en un estat així! No podia deixar de mirar-lo: hi havia un Sol que tenia mans i braços i que somreia. Hi havia uns núvols de formes arabesques, cadascun amb la seva cara somrient. Hi havia un fotimer d'estrelles que quasi ocupaven tot el cel. Hi havia la lluna i al costat un planeta - probablement Saturn- per on es passejava un cargol amb barretina. Hi havia un plat volador -amb la forma tradicional dels plats voladors- de dins del qual en sobresortia el tors verd olivaci d'un extraterrestre feliç que saludava a uns pescadors. Hi havia una dona grassa, molt grassa, que passejava un gos vermell que bordava amb urdú. Hi havia un riu que naixia d'unes muntanyes arrodonides coronades per la neu, talment com si es tractés d'unes boles de gelat de vainilla banyades per xocolata desfeta. El riu desembocava en un mar ple de vida. En el mar hi havia uns quants vaixells, alguns grans, altres petits. Tots navegaven a vela aprofitant el gregal. Hi havia una casa groga amb unes finestres liles i una xemeneia blau cel. De la xemeneia en sortia un fum discontinu disgregat en rodones de color rosa com si fossin núvols de sucre, d'aquells que hi ha als parcs d'atraccions. Al costat de la casa hi havia un pagès amb la samarreta del barça. El pagès xerrava animat amb una guineu que s'havia disfressat de porc. Hi havia un caganer rere un paller. El caganer era jo. Almenys així ho indicava un cartell amb el meu nom i una fletxa que m'assenyalava. Més enllà hi havia uns pescadors. N'hi havia quatre, disposats de forma lineal del més alt al més baix, com els germans Dalton. Tots eren pescadors de canya. El més petit semblava el menys aplicat, ocupat com estava en saludar a l'extraterrestre. Els altres s'hi esmerçaven de valent però no semblava que tinguessin gaire traça. Tampoc semblaven massa preocupats perquè tots tenien somriures que sobresortien dels límits de les seves cares. Hi havia peixos de colors impossibles que saltaven i reien, i una granota blava sobre la branca d'un pi. Mirant el dibuix del seu fill, el pare respirà alleugerit. Probablement es trobava en un mateix estat volàtil que el meu. El dibuix d'un nen de set anys tancat dins un cos d'un de dotze. On és el drama? El dramatisme el portem nosaltres a sobre, no els nens. En aquell dibuix hi havia més alegria concentrada que en tot l'univers dels adults. En quin moment de la nostra vida tot es trenca i se'n va a la merda? En quin moment perdem la capacitat de fer dibuixos així?

23 comentaris:

Apañó ha dit...

En quin moment perdem la capacitat de fer dibuixos així?

En el momento que te cuelgan una hipoteca usurera de los cojones.
Algunas vacas, ociosas en sus abundantes prados, son ajenas a la impositora REALIDAD de las circunstancias, que no está por dibujitos ni por filosofías talanteras.

Clidice ha dit...

Doncs n'hi ha que, malgrat les hipoteques, encara els fem, però d'amagat, perquè està mal vist. :)

Apañó ha dit...

Tú eres funcionaria ¿verdad Clidice? :)
Así cualquiera sigue haciendo dibujitos o se tumba en una hamaca para contemplar las nubes.
Si es que...

Clidice ha dit...

No maco, no. Treballo en una empresa privada, cobro mitja jornada i en faig més. A més, sóc regidora, de dues regidories, i cobro (190 euros) només si assisteixo als plens. A mí ningú no em regala res, ni ara ni mai. Però puc entendre el valor de la diferència, i el valor de les coses positives, a les que, als meus 48 anys, no penso renunciar, de cap manera. Altrament estaria estafant els meus fills.

Apañó ha dit...

Jajaja, mira que estuve a punto de escribir "funcionaria, banquera o política".
Pues eso...

Clidice ha dit...

Doncs mira, què vols que et digui, no li veig cap mal en ser ni funcionari, ni banquer, ni polític. De funcionària no en sóc, però, malgrat que, com en tot, hi ha de tot, la gent que és funcionària i col·labora amb mi, treballa molt, moltes hores i no gaire ben pagades. Dels banquers no en puc dir res, perquè em nego a identificar els treballadors de la banca amb els banquers, que no té res a veure. Els treballadors de la banca són gent que treballa molt i moltes hores. La moralitat dels propietaris dels bancs és tota una altra cosa, i n'hi ha per triar i remenar, malgrat que no puc presumir de conèixer-ne gaires. I dels polítics, què voleu que us digui? som un grup de gent que ens vam presentar per provar de millorar el nostre poble, a mi, les coses de la política "de per amunt" m'interessen poc, també m'hi he trobat de tot. Però dedueixo que a vos, mestre, us va més allò del tòpic i la qualificació per defecte. Per tant, tant us fa si són galgos o podencos, podent-los dir perros, oi?

Apañó ha dit...

Per tant, tant us fa si són galgos o podencos, podent-los dir perros, oi?

Pues sí, pa qué nos vamos a engañar. Corren tiempos de reduccionismos demagógicos y de escasa dialéctica razonada.
También los autónomos pasamos por ser capitalistas cabrones y los liberales por ser fachas malosos hijos del mismísimo satanás.
Es lo que tienen las Españas: nos gustan los perros y el "todo en blanco o negro", como cantaba Barricada.

Quim ha dit...

Apañó, ahora que el progre de Lucifer, amigo de terroristas y maricones, ha pasado a la reserva política, te metes con las pobres vacas? La cuestión es tener siempre a alguien quien disparar, eh gañan? Qué coño te habrán hecho a ti las vacas? Ya les gustaría a ellas poder pastar con ociosidad y tranquilidad! Ya les gustaría a ellas que sus tetas se pusieran tersas y poder dar así una leche más jugosa! La realidad es que cada día están más macilentas; y por no tener, no tienen ni un toro que las embista.
Ya sabes que no estaba hablando de hacer dibujitos, no me seas tramposillo, sino de cómo percibimos la realidad –mejor dicho, las realidades- Por cierto, ni a ti ni a mi nos colgaron nnguna hipoteca, nos la colgamos nosotros solitos. Lo que dice Slñoterdijk: soberano es quien decide por sí mismo dónde y cómo quiere dejarse engañar.

saludos y arriba España y su deuda soberana!

Brian ha dit...

La meva dona, després d'uns quants anys de treballar a una guarderia, va arribar a una conclusió que jo ja intuïa de molt abans: els nens d'un any ja porten la llavor de la mala llet que desenvoluparan amb els anys a venir.

Apañó ha dit...

Quim,

Tienes razón ¿qué culpa tendrán las pobres vacas?
Y sí, las hipotecas las firmamos todos "voluntariamente" (no hay más webs) pero las condiciones usureras solo las sufren quienes no trabajan para la Banca (intereses más bajos y otras facilidades para sus empleados) o son funcionarios (también más facilidades y posibilidad de negociar con los usureros) o son políticos, que de hecho son coleguitas de la todopoderosa Banca.
Pues eso, como te decía, que es muy difícil que a algunos nos apetezca hacer dibujitos o ver la realidad de color de rosa.
También dice Slortedijk que Occidente en vez de ciudadanos crea ganado en sus granjas-escuelas, a algunos incluso con queso de tetilla de serie en el cabolo.

Saludos

Anònim ha dit...

Apañó, pobre amargado impertinente.

Apañó ha dit...

Anónimo,

Pues sí, estoy amargado, pero porque muchos talanteros prefirieron a un tontaco inepto y mentiroso antes que a un bigotudo prepotente. Y así nos luce el pelo.
Creo, por tanto, que mi impertinencia es legítima.

Quim ha dit...

Brian,

a aquestes altures no em posaré a defensar a Rousseau, simplement perquè sempre he pensat que era impossible prendre's seriosament a un paio amb un nom tan ridícul com aquest. No em negaràs, però, una llei biològica bàsica: les llavors només es desenvolupen si es troben en un àmbient adequat.

Apañó,

el bigotudo prepotente también fué mentiroso. Además le olía el aliento cuando hablaba catalán en la intimidad

Anònim ha dit...

Apañó, no estás amargado, ERES un amargado, que es muy distinto. Algo habrás hecho mál tú, que no todo es culpa de los demás. Encima los demás se tienen que comer tu mala leche.

Apañó ha dit...

Quim,

Volviendo a Rousseau, de él es esta maravillosa máxima:
"Es del todo antinatural que los necios guien a los sabios" (parafraseo)
Y ha sido un necio, rodeado de un equipo de necios, el que ha estado guiando a España hasta llevarla a la presente ruina total. Con la venia de talanteros que prefirieron la ruina económica antes que el mal menor de una alitosis bigotuda.

Y sí, el bigotes mintió, como mienten todos los políticos, pero no fue un INEPTO ni un INCOMPETENTE. C´est la difference!
Por cierto, deberías leer a Sloterdijk con más atención, pues mucho me temo que se cisque en los talanteros amantes del uniformismo gregario cuya única ambición es crear ganado indócil (sociatas y demás mala ralea)

Anónimo,

La mala leche la reparto a diestro y siniestro, como la repartieron los gilipollas que se preocuparon más de tergiversar la historia y de desenterrar la memoria de Franco antes que de afrontar graves crisis.
¡Joder, todo fuese una alitosis de los cojones por hablar catalán en la intimidad!
Si es que... es lo que tienen los particularismos y las gilipicheces de los tontilocos, que siempre olvidan aquella otra sensata máxima: "primo mangiare e dopo filosofare".

Anònim ha dit...

Tú no repartes mala leche, tú esparces tu impertinencia donde te resulta fácil, no vayas de heroe, Apañó.
Prepotente y quejica. Menuda mezcla.

Quim ha dit...

Apañó, pues sí que destilas mala leche, sí. Pero a mi no me engañas. Esty concvencido qe eres como esos cantantes jevis que encima del escenario parece que vayan a descuartizaruna gallina y a beberse su sangre pero que después les gusta perseguir mariposas y cantar en tirolés.
Dices que la alitosis de Aznar es un tema menor, pero a mi no me lo parece. Se empieza sopando mierda y se termina bombardeando a un país. Además, pregunta a los que duermen con él qué piensan de su aliento descompuesto: fíjate que su mujer cada día tiene más cara de nosferatu y su gato, por lo que dicen, se ha pasado al materialismo histórico. ¿Qué quieres que te diga? Casi que yo también prefiero la ruina económica.
En fin, que entre los necios y los sabios veo que te colocas con los segundos. Guíanos entonces, oh capitán mi capitán, que el valle de los caídos no está lejos y ya tardamos en empezar la reconquista, cojones !

Saludos.

Por ciero, a Sloterdijk lo leo con la máxima atención de que soy capaz, que es muy poca. Qué le voy a hacer? probablemente soy demasiado sensual para leer filosofía. Siempre me pasa lo mismo: cuando llevo un par de páginas me entran unas ganas terribles de comer naranjas y las hojas se convierten en vastos naranjales.

Apañó ha dit...

"¿Qué quieres que te diga? Casi que yo también prefiero la ruina económica."

¡Qué joío! ¿y tú te dices catalán?
Eso del "ándeme yo caliente y ríase la gente" es más bien propio de apañoles. :)
Se ve que a ti ya te va bien que ardan Troya y Roma mientras no te falte la rica y jugosa hierba en tu verde prado.
Esto que has escrito (lo de preferir la ruina económica) no se lo dices en la cara a alguno de los muchos botiguers, autónomos y pequeños empresarios que han tenido que cerrar sus negocios.
Si es que... ¡no hay nada como ser vaca!

Saludos

PD: te recomiendo el ensayo de Sloterdijk referente a "carta sobre el humanismo" de Heidegger.

Quim ha dit...

Apañó, te aseguro que la hierba de mi prado está más marchita que la duquesa de alba.

saludos.

pd. me apunto la recomendación. Apuntate tu "en el mundo interior del capital" del mismo autor.

Anònim ha dit...

Apañó, pobre diablo. Esperpento colgado de un palo.
Ya cansas, tío.
Apañó, un bluff de tres pares de cojones.
Resentido y mezquino.
Quejica. Maleducado.

Apañó ha dit...

Bueno vaca, se acabó la catarsis.
Tomo nota de tu recomendación "slortedijktiana" y me despido hasta otra.
¡Ah, y a ver si llueve y reverdecen todos los prados de las Españas!

Saludos

Jordi Marron ha dit...

Déu-n'hi do..

No sé si he entès l'essència de la metàfora, però jo diria que es podria resumir en una frase que en Bernat li va dir a la seva mare quan intentava dissuadir-lo amb retòrica de menjar-se els mocs: "ah, doncs a mi els mocs m'agraden molt més que les verdures.." i es va quedar tan ample!

Taïs ha dit...

Quim,

quin plaer llegir-te. M'ha encantat la descripció del dibuix. És com si ho veiés. M'han agafat ganes d'agafar un llapis i colors i reproduïr-lo.